Gabriella Cantaluppi Abbado comenzó su carrera como diseñadora en Milán para una casa de moda alemana que tuvo un gran éxito en Italia.

Dejó el negocio de la moda para emprender un viaje en el mundo de la música, en el que permaneció varios años. 

El interés de Gabriella por el diseño la llevó a los muebles, creando sus propias piezas y trabajando con un renombrado restaurador español en Londres.

Su estética está influenciada por su pasión por viajar a lugares remotos y escondidos. 

Gabriella finalmente se instaló en la Toscana, donde todavía trabaja y utiliza la belleza natural de la tierra como inspiración.

Si ha encontrado algún error, por favor, avísenos seleccionando ese texto y presionando Ctrl + Enter.

Informe de errores ortográficos

El siguiente texto será enviado a nuestros editores: