Composición inacabada, completada por Mahler

Die drei Pintos (Los Tres Pintos) es una ópera cómica de la que Carl Maria von Weber (1786-1826) Comenzó a componer la música, trabajando en un libreto de Theodor Hell. El trabajo se completó unos 65 años después de la muerte de Weber por Gustav Mahler.

En 1821, Theodor Hell desarrolló un drama llamado La batalla por la novia, con una historia tomada de Der Brautkampf (1819) de Carl Seidel (de). Hell le dio el texto a su amigo Weber, pero a Weber no le gustó el título y lo cambió a Die Drei Pintos (“Los tres Pintos”). El título proviene del protagonista, Don Pinto, quien es personificado por otros dos personajes en el transcurso de la ópera.

Weber comenzó a componer la partitura y la trabajó de vez en cuando desde entonces hasta 1824, pero intervinieron otros trabajos, incluido Euryanthe, que permanecieron incompletos a su muerte (en 1826). Todo lo que existía, hasta ahora, era una serie de fragmentos de música codificados: 7 bocetos para 17 números, y un total de compases puntuados de un total eventual de 1700 compases.

La familia en duelo de Weber hizo varios intentos infructuosos para completar Die Drei Pintos, pero finalmente su viuda Caroline tomó el borrador para Giacomo Meyerbeer (1791-1864), compositor y amigo de Theodor Hell. Por alguna razón, Meyerbeer no hizo nada y, 26 años después, justo antes de que Caroline muriera, los fragmentos le fueron devueltos intactos. Su hijo Max entonces se acercó a varios compositores en busca de uno que terminara la ópera, pero le aconsejaron que "se rindiera".

Después de la muerte de Max en 1881, su hijo Karl von Weber (1849-1897) (El nieto de Carl senior) heredó la herencia musical del compositor y continuó vigorosamente la tarea de tratar de encontrar a alguien para completar la ópera. Finalmente se encontró con Gustav Mahler, de 26 años, que trabajaba como segundo director en el Leipzig Stadttheater para la temporada 1886-1887. Mahler estaba dispuesto a ayudar y se convirtió en un visitante habitual de la residencia de los Webers (aparentemente para ocuparse de asuntos operísticos, aunque también estaba enamorado de la esposa de Carl). Marion von Weber-Schwabe (1856-1931); Karl trató de ignorar esa situación lo mejor que pudo).

En la primavera de 1887, Mahler descifró el código de CM von Weber, descifró los borradores e instrumentalizó los fragmentos existentes de acuerdo con los deseos de Weber. Se necesitaban 13 números musicales más además de los 7 existentes, y Mahler siguió adelante y compuso esta música él mismo, basándose en los temas de Weber. Se decidió mantener la forma original de la ópera: un diálogo con números musicales. Sin embargo, la música del interludio entre los Actos I y II (el sueño de Pinto) y el final de dos partes del Acto III fueron escritos por Mahler, aunque todavía se basan en los leitmotivs y temas de Weber.

 

1889 Ópera de Viena 18-01-1889 Die drei Pintos. Estreno en Viena. 'Ópera cómica en tres partes', 18º concierto abonado del Ópera Estatal de Viena. El propio Gustav Mahler está en Budapestaño 1889.

Die drei Pintos. Carl Maria von Weber (1786-1826) y  Gustav Mahler (1860-1911)Editores de música de Kahnt.

Mahler había sido un admirador de Weber, y de esta manera logró crear una ópera completa que se estrenó en el Neues Stadttheater de Leipzig el 20 de enero de 1888, con Mahler como director. Richard Strauss admiró el trabajo, pero parece haber cambiado de opinión después de que su mentor Hans von Bulow (1830-1894) lo barrió; como Bülow, el crítico influyente Eduard Hanslick (1825-1904) también fue fundamental.

Después de la muerte de Mahler (1911) Die drei Pintos desapareció gradualmente de la producción regular. Aunque rara vez se produce en la actualidad, el “Intermezzo”, compuesto íntegramente por Mahler a partir de melodías de Weber, alude a los llamados de flauta (que se hacen eco de otros instrumentos de viento como el oboe y el fagot) en la sección lenta del primer movimiento de Mahler Sinfonía núm. 1.

sinopsis

Tiempo: finales del siglo XVII
Lugar: España morisca

Ley 1

Don Gastón de Viratos se despide de sus amigos antes de partir hacia Madrid, donde se convertirá en funcionario del gobierno y también espera encontrar una novia. Inez, hija del posadero, le cuenta (a modo de advertencia) el “romance del gato enamorado Mansor”, la canción de un amante infiel que, a pesar de quemar los juramentos de amante, deja a su Zaide en la estacada.

Ahora aparece don Pinto de Fonseca, un tonto escudero del campo; también está de camino a Madrid, para casarse con Donna Clarissa. El matrimonio se ha arreglado entre los dos padres y le preocupa su primer encuentro con la niña, a la que nunca ha conocido: ¿cómo se corteja a la futura esposa? Gaston procede a enseñarle todas las artes del amante ardiente: su sirviente Ambrosio tiene que hacer el papel de la novia.

Cuando Pinto, ya exhausto, recurre a la comida y la bebida, Gastón decide salvar a la desconocida de este grosero pretendiente: emborracha a Pinto y le quita la carta prometiendo matrimonio. Para regocijo de los demás huéspedes de la posada, Gastón y Ambrosio acostaron al dormido Don Pinto, para que se durmiera de su borrachera y se dirigieran a Madrid.

Ley 2

Don Pantaleone Roiz de Pacheco ha reunido a todos sus sirvientes y se preguntan por qué. Luego aparece él mismo y anuncia el matrimonio de su hija Clarissa con el hijo de un amigo, Don Pinto. En la alegría general que sobreviene, nadie advierte la desesperación de Clarissa: ama a don Gómez de Freiros y no quiere casarse con otro. Su amor ha tenido que mantenerse en secreto, porque Gómez se vio obligada a esconderse tras un duelo. Laura, la criada de Clarissa, la consuela y la anima. Ella trae a Gómez a la casa en secreto, y él está decidido a defender su amor con su espada.

Ley 3

Laura y los sirvientes preparan el salón en el palacio de Don Pantaleone para la boda. Gaston y Ambrosio descubren a Laura, a quien Ambrosio logra ganar para sí mismo. Gómez se encuentra con Gastón, a quien toma por Don Pinto; y le revela su amor por Clarissa. El falso Pinto (Gastón) insiste en los derechos de la carta robada con su promesa de matrimonio, y desafía a duelo a la amante de Clarissa (Gómez). Gómez, ansioso por evitar cualquier insulto, le ofrece satisfacción. Sin embargo Pinto-Gaston libera generosamente a la niña antes de que la gente de Pantaleone venga a saludar al novio, y deciden que Don Gómez se presentará como (es decir, dice ser) Don Pinto para sortear los planes del padre de la novia.

Don Pantaleone acaba de traer a su hija, la novia, cuando el verdadero Pinto entra al salón. Nadie cree en sus seguridades de que es Don Pinto de Fonseca, y cuando intenta mostrarle a su novia el arte de cortejar aprendido del estudiante Gastón, se burla de él. Luego se da cuenta de Gaston y se abalanza sobre él tan enojado que este último tiene que amenazarlo con su espada. Don Pinto es expulsado, Gastón y Ambrosio están satisfechos con el desenlace de su aventura y ya nada se interpone en el camino del matrimonio entre Clarissa y Gómez.

Si ha encontrado algún error, por favor, avísenos seleccionando ese texto y presionando Ctrl + Enter.

Informe de errores ortográficos

El siguiente texto será enviado a nuestros editores: