Leonard Bernstein (1918-1990).

  • Profesión: Director, pianista, compositor.
  • Relación con Mahler: Debutó en Amsterdam en 1950. Regresó a Amsterdam en 1978 con dos programas de Beethoven y luego en 1985 y 1987 con (entre otras obras) una serie de sinfonías de Mahler.
  • Correspondencia con Mahler: No.
  • Nacido: 25-08-1918 Lawrence, Massachusetts, América.
  • Fallecimiento: 14-10-1990 Nueva York, Estados Unidos. 72 años.
  • Enterrado: 16-10-1990 Cementerio de madera verde, Brooklyn, Nueva York. Sección H. Junto a su esposa y con una copia de la Quinta de Mahler sobre su corazón. Funeral privado.

Leonard Bernstein fue un compositor, director, autor, profesor de música y pianista estadounidense. Fue uno de los primeros directores de orquesta nacidos y educados en los Estados Unidos en recibir elogios en todo el mundo. Según el crítico musical Donal Henahan, fue "uno de los músicos más prodigiosamente talentosos y exitosos de la historia de Estados Unidos".

Su fama deriva de su largo mandato como director musical de la Filarmónica de Nueva York, de su dirección de conciertos con la mayoría de las principales orquestas del mundo y de su música para West Side Story, Peter Pan, Candide, Wonderful Town, On the Town. , On the Waterfront, su Misa y una variedad de otras composiciones, incluidas tres sinfonías y muchas obras de cámara y solistas más breves.

Bernstein fue el primer director en dar numerosas conferencias televisivas sobre música clásica, comenzando en 1954 y continuando hasta su muerte. Era un pianista experto, a menudo dirigiendo conciertos para piano desde el teclado.

Como compositor escribió en muchos estilos que abarcan música sinfónica y orquestal, ballet, música de cine y teatro, obras corales, ópera, música de cámara y piezas para piano. Muchas de sus obras se presentan regularmente en todo el mundo, aunque ninguna ha igualado el tremendo éxito popular y crítico de West Side Story.

Vida temprana

Nació como Louis Bernstein en Lawrence, Massachusetts, hijo de padres judíos ucranianos Jennie (de soltera Resnick) y Samuel Joseph Bernstein, un mayorista de artículos de peluquería originario de Rovno (ahora Ucrania). No estaba relacionado con el compositor de cine Elmer Bernstein, pero los dos hombres eran amigos, e incluso compartían una cierta similitud física. Dentro del mundo de la música profesional, se distinguían entre sí por el uso de los apodos Bernstein West (Elmer) y Bernstein East (Leonard).

Su familia pasaba los veranos en su casa de vacaciones en Sharon, Massachusetts. Su abuela insistía en que su primer nombre fuera Louis, pero sus padres siempre lo llamaban Leonard, que preferían. Oficialmente cambió su nombre a Leonard cuando tenía quince años, poco después de la muerte de su abuela. Para sus amigos y muchos otros, simplemente lo conocían como "Lenny".

Su padre, Sam Bernstein, era empresario y propietario de una tienda de productos para el cabello en el centro de Lawrence; hoy se encuentra en las esquinas de las calles Amesbury y Essex. Sam inicialmente se opuso al interés del joven Leonard por la música. A pesar de esto, el mayor Bernstein lo llevó a conciertos orquestales en su adolescencia y eventualmente apoyó su educación musical. A una edad muy joven, Bernstein escuchó una interpretación de piano y quedó cautivado de inmediato; Posteriormente comenzó a aprender a tocar el piano en serio cuando la familia adquirió el piano no deseado de su prima Lillian Goldman.

Cuando era niño, Bernstein asistió a la Garrison Grammar School y a la Boston Latin School. De niño era muy cercano a su hermana menor Shirley, y a menudo tocaba óperas enteras o sinfonías de Beethoven con ella al piano. Tuvo una variedad de profesores de piano en su juventud, incluida Helen Coates, quien más tarde se convirtió en su secretaria.

Después de graduarse de la Boston Latin School en 1935, Bernstein asistió a la Universidad de Harvard, donde estudió música con, entre otros, Edward Burlingame Hill y Walter Piston. Aunque se especializó en música con una tesis de último año (1939) titulada "La absorción de elementos raciales en la música estadounidense" (reproducida en su libro Findings), la principal influencia intelectual de Bernstein en Harvard fue probablemente el profesor de estética David Prall, cuya perspectiva multidisciplinaria sobre las artes que Bernstein compartió durante el resto de su vida. Uno de sus amigos en Harvard era el filósofo Donald Davidson, con quien tocaba el piano a cuatro manos.

Bernstein escribió y dirigió la partitura musical para la producción que Davidson montó de la obra de Aristófanes Los pájaros en griego original. Bernstein reutilizó parte de esta música en el ballet Fancy Free. Durante su etapa en Harvard fue brevemente acompañante del Harvard Glee Club. Bernstein también montó una producción estudiantil de The Cradle Will Rock, dirigiendo su acción desde el piano como lo había hecho el compositor Marc Blitzstein en el estreno. Blitzstein, que se enteró de la producción, posteriormente se convirtió en amigo e influencia (tanto musical como políticamente) en Bernstein.

Bernstein también conoció al director Dimitri Mitropoulos en ese momento. Aunque nunca enseñó a Bernstein, el carisma y el poder de Mitropoulos como músico fueron una gran influencia en la eventual decisión de Bernstein de comenzar a dirigir. Mitropoulos no era tan similar estilísticamente a Bernstein, pero probablemente influyó en algunos de los hábitos posteriores de Bernstein, como su dirección desde el teclado, su práctica inicial de dirección sin batuta y quizás su interés en Mahler. La otra influencia importante que Bernstein conoció durante sus años en Harvard fue el compositor Aaron Copland, a quien conoció en un concierto y luego en una fiesta en el cumpleaños de Copland en 1938.

En la fiesta, Bernstein tocó las Variaciones para piano de Copland, una obra espinosa que a Bernstein le encantaba sin saber nada sobre su compositor hasta esa noche. Aunque formalmente no fue alumno de Copland como tal, Bernstein buscaría regularmente el consejo de Copland en los años siguientes sobre sus propias composiciones y a menudo lo citaba como “su único maestro de composición real”.

Después de completar sus estudios en Harvard en 1939 (graduándose con una licenciatura cum laude), se matriculó en el Curtis Institute of Music de Filadelfia. Durante su tiempo en Curtis, Bernstein estudió dirección con Fritz Reiner (quien anecdóticamente se dice que le dio a Bernstein la única "nota A" que le otorgó), piano con Isabelle Vengerova, orquestación con Randall Thompson, contrapunto con Richard Stöhr y lectura de partituras. con Renée Longy Miquelle. A diferencia de sus años en Harvard, Bernstein parece no haber disfrutado mucho del ambiente de formación formal de Curtis, aunque a menudo en su vida posterior mencionaba a Reiner cuando hablaba de mentores importantes.

1940-1950

Después de dejar a Curtis, Bernstein vivió en Nueva York. Compartía piso con su amigo Adolph Green y a menudo acompañaba a Green, Betty Comden y Judy Holliday en una compañía de comedia llamada The Revuers que actuaba en Greenwich Village. Aceptó trabajos con un editor de música, transcribiendo música o produciendo arreglos bajo el seudónimo de Lenny Amber. (Bernstein en alemán = ámbar en inglés). Durante este período en la ciudad de Nueva York, Bernstein disfrutó de una vida social exuberante que incluía relaciones tanto con hombres como con mujeres. En 1940, Bernstein comenzó sus estudios en el instituto de verano de la Orquesta Sinfónica de Boston, Tanglewood, en la clase de dirección del director de la orquesta, Serge Koussevitzky.

Las amistades de Bernstein con Copland (que era muy cercano a Koussevitsky) y Mitropoulos fueron importantes para que lo recomendaran para un lugar en la clase. Otros estudiantes de la clase incluían a Lukas Foss, quien también se convirtió en un amigo de toda la vida. Koussevitsky quizás no le enseñó a Bernstein muchas técnicas básicas de dirección (que ya había desarrollado con Reiner), sino que se convirtió en una especie de figura paterna para él y fue quizás la mayor influencia en la forma emocional de Bernstein de interpretar la música. Bernstein más tarde se convirtió en asistente de dirección de Koussevitzky y más tarde le dedicaría su Sinfonía n. ° 2, La edad de la ansiedad.

El 14 de noviembre de 1943, después de haber sido nombrado director asistente de Artur Rodzinski de la Orquesta Filarmónica de Nueva York, hizo su gran debut como director de repente, y sin ningún ensayo, después de que el director invitado Bruno Walter contrajera la gripe. Al día siguiente, The New York Times publicó la historia en su portada y su editorial comentó: “Es una buena historia de éxito estadounidense. El cálido y amistoso triunfo llenó el Carnegie Hall y se extendió por las ondas del aire ”. Se hizo instantáneamente famoso porque el concierto fue transmitido a nivel nacional y luego comenzó a aparecer como director invitado con muchas orquestas estadounidenses.

El programa incluyó obras de Schumann, Miklos Rozsa, Wagner y Don Quijote de Richard Strauss con el solista Joseph Schuster, violonchelista solista de la orquesta. Antes del concierto, Bernstein habló brevemente con Bruno Walter, quien habló sobre dificultades particulares en las obras que iba a realizar. Es posible escuchar este concierto (aparte del trabajo de Wagner) en una grabación de la transmisión de radio de CBS que ha sido editada en CD por la orquesta.

De 1945 a 1947 Bernstein fue el director musical de la Orquesta Sinfónica de la ciudad de Nueva York, que había sido fundada el año anterior por el director Leopold Stokowski. La orquesta (con el apoyo del alcalde) estaba dirigida a un público diferente con programas más modernos y entradas más baratas que la Filarmónica de Nueva York.

También con respecto a una audiencia diferente, en 1945 Bernstein discutió la posibilidad de actuar en una película con Greta Garbo, interpretando a Tchaikovsky frente a su papel protagónico como la mecenas del compositor Nadezhda von Meck.

Además de ser conocido como director, Bernstein también surgió como compositor en el mismo período. En enero de 1944 dirigió el estreno de su Jeremiah Symphony en Pittsburgh. Su partitura para el ballet Fancy Free coreografiado por Jerome Robbins se estrenó en Nueva York en abril de 1944 y luego se convirtió en el musical On the Town con letra de Comden y Green que se estrenó en Broadway en diciembre de 1944.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la carrera de Bernstein en el escenario internacional comenzó a florecer. En 1946, hizo su debut en el extranjero con la Filarmónica Checa en Praga. También grabó el Concierto para piano en sol de Ravel como solista y director con la Philharmonia Orchestra. El 4 de julio de 1946, Bernstein dirigió el estreno europeo de Fancy Free con el Ballet Theatre en la Royal Opera House de Londres. En 1946 dirigió ópera por primera vez, con el estreno estadounidense en Tanglewood de Peter Grimes de Benjamin Britten, que había sido un encargo de Koussevitzky. Ese mismo año, Arturo Toscanini invitó a Bernstein a dirigir dos conciertos con la Orquesta Sinfónica de la NBC, uno de los cuales presentó nuevamente a Bernstein como solista en el concierto de Ravel.

En 1947, Bernstein dirigió en Tel Aviv por primera vez, comenzando una asociación de por vida con Israel. Al año siguiente, dirigió un concierto al aire libre para las tropas en Beersheba, en medio del desierto, durante la guerra árabe-israelí. En 1957, dirigió el concierto inaugural del Auditorio Mann en Tel Aviv; Posteriormente hizo muchas grabaciones allí. En 1967, dirigió un concierto en el monte. Scopus para conmemorar la reunificación de Jerusalén. Durante la década de 1970, Bernstein grabó sus sinfonías y otras obras con la Filarmónica de Israel para Deutsche Grammophon.

En 1949 dirigió el estreno mundial de la Turangalîla-Symphonie de Olivier Messiaen, con la Boston Symphony Orchestra. Parte del ensayo del concierto fue editado en CD por la orquesta. Cuando Koussevitzky murió dos años más tarde, Bernstein se convirtió en jefe de los departamentos de orquesta y dirección en Tanglewood, ocupando este puesto durante muchos años.

1951-1959 

lucha y un turbulento compromiso intermitente, se casó con la actriz estadounidense nacida en Chile Felicia Cohn Montealegre el 10 de septiembre de 1951. Una sugerencia es que eligió casarse en parte para disipar los rumores sobre su vida privada para ayudar a asegurar un importante nombramiento como director. siguiendo los consejos de su mentor Dimitri Mitropoulos sobre la naturaleza conservadora de los tableros de orquesta. En un libro publicado en octubre de 2013, The Leonard Bernstein Letters, su esposa revela su homosexualidad. Felicia escribe: “eres homosexual y es posible que nunca cambies; no admites la posibilidad de una doble vida, pero si tu tranquilidad, tu salud, todo tu sistema nervioso dependen de un cierto patrón sexual, ¿qué puedes hacer? ? " Arthur Laurents (colaborador de Bernstein en West Side Story) dijo que Bernstein era “un hombre gay que se casó. No estaba en conflicto con eso en absoluto.

Solo era gay ". Shirley Rhoades Perle, otra amiga de Bernstein, dijo que pensaba que "él necesitaba hombres sexualmente y mujeres emocionalmente". Pero los primeros años de su matrimonio parecen haber sido felices, y nadie ha sugerido que Bernstein y su esposa no se amaran. Tuvieron tres hijos, Jamie, Alexander y luego Nina. Sin embargo, hay informes de que Bernstein a veces tuvo breves relaciones extramatrimoniales con hombres jóvenes, que varios amigos de la familia han dicho que su esposa conocía.

En 1951, Bernstein dirigió la Filarmónica de Nueva York en el estreno mundial de la Sinfonía n. ° 2 de Charles Ives, que fue escrita alrededor de medio siglo antes pero que nunca se había interpretado. A lo largo de su carrera, Bernstein habló a menudo sobre la música de Ives, quien murió en 1954. El compositor, viejo y frágil, no pudo (algunos informes dicen que no estaba dispuesto) a asistir al concierto, pero su esposa sí. Según los informes, escuchó una transmisión de radio en una radio en su cocina algunos días después. Una grabación del "estreno" fue lanzada en una caja de 10 CD Bernstein LIVE por la orquesta, pero las notas indican que fue una interpretación repetida de tres días después, y esto es quizás lo que escuchó Ives. En cualquier caso, los informes también difieren sobre la reacción exacta de Ives, pero algunos sugieren que estaba emocionado y bailó un poco. Bernstein grabó la segunda sinfonía con la orquesta en 2 para Columbia y 1958 para Deutsche Grammophon. También hay una actuación de 1987 con la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera disponible en DVD.

Bernstein fue profesor visitante de música de 1951 a 1956 en la Universidad de Brandeis, y allí fundó el Festival de Artes Creativas en 1952. Dirigió varias producciones en el primer festival, incluido el estreno de su ópera Trouble in Tahiti y la versión en inglés de Blitzstein de Kurt Weill's Ópera de tres peniques. El festival recibió su nombre en 2005, convirtiéndose en el Festival de Artes Creativas Leonard Bernstein. En 1953 fue el primer director estadounidense en presentarse en La Scala de Milán, dirigiendo a Maria Callas en Medea de Cherubini. Esta ópera había sido prácticamente abandonada en el archivo de actuaciones y los dos aprendieron en una semana. Fue para demostrar una colaboración única y Callas y Bernstein actuaron juntos muchas veces - él encontró su alcance vocal y sus poderes dramáticos de interpretación inspiradores; desarrollaron una relación musical muy cercana que mejoró sus carreras. Ese mismo año, produjo su partitura para el musical Wonderful Town en muy poco tiempo, trabajando nuevamente con sus viejos amigos Comden y Green, quienes escribieron la letra.

En 1954 Bernstein dio la primera de sus conferencias televisivas para el programa artístico de CBS Omnibus. La conferencia en vivo, titulada "Quinta sinfonía de Beethoven", involucró a Bernstein explicando el trabajo con la ayuda de músicos de la antigua Orquesta Sinfónica de la NBC (recientemente rebautizada como "Sinfonía del aire") y una página gigante de la partitura cubriendo el piso. Posteriormente, Bernstein realizó conciertos con la orquesta y grabó su Serenata para violín con Isaac Stern. Siguieron más conferencias Omnibus desde 1955 hasta 1958 (más tarde en ABC y luego en NBC) que cubrieron jazz, dirección, comedia musical estadounidense, música moderna, JS Bach y la gran ópera. Estos programas estuvieron disponibles en los EE. UU. En un DVD en 2010.

A fines de 1956, Bernstein dirigió la Filarmónica de Nueva York en conciertos que debían haber sido dirigidos por Guido Cantelli, quien había muerto en un accidente aéreo en París. Esta fue la primera vez que Bernstein dirigió la orquesta en conciertos por suscripción desde 1951. En parte debido a estas apariciones, Bernstein fue nombrado director musical de la Filarmónica de Nueva York en 1957, en sustitución de Dimitri Mitropoulos. Comenzó su mandato en ese puesto en 1958, habiendo ocupado el cargo junto con Mitropoulos de 1957 a 1958. En 1958, Bernstein y Mitropoulos llevaron a la Filarmónica de Nueva York de gira a Sudamérica.

En su primera temporada a cargo exclusivo, Bernstein incluyó una encuesta de toda la temporada sobre la música clásica estadounidense. La programación temática de este tipo era bastante novedosa en ese momento en comparación con la actualidad. Bernstein ocupó la dirección musical hasta 1969 (con un año sabático en 1965) aunque continuó dirigiendo y grabando con la orquesta durante el resto de su vida y fue nombrado “director laureado”.

Se convirtió en una figura muy conocida en los Estados Unidos a través de su serie de cincuenta y tres Conciertos para jóvenes televisados ​​para CBS, que surgió de sus programas Omnibus. Su primer Concierto para Jóvenes fue televisado pocas semanas después de que comenzara su mandato como director principal de la Filarmónica de Nueva York. Se hizo tan famoso por su labor educativa en esos conciertos como por su dirección. Los Conciertos de los Jóvenes de Bernstein fueron la primera y probablemente la serie más influyente de programas de apreciación musical jamás producidos en televisión, y fueron muy aclamados por la crítica. Algunas de las conferencias musicales de Bernstein se publicaron en discos; una grabación de Humor in Music recibió un premio Grammy por Mejor Documental o Grabación de Palabras Habladas (que no sea comedia) en 1961. Los programas se proyectaron en muchos países del mundo, a menudo con Bernstein doblado a otros idiomas. Todos ellos fueron editados en DVD por Kultur Video (la mitad de ellos en 2013).

Por la época en que fue nombrado director musical de la Filarmónica de Nueva York, Bernstein compuso la música para dos espectáculos. El primero fue para la opereta Candide, que se interpretó por primera vez en 1956 con un libreto de Lillian Hellman basado en la novela de Voltaire. El segundo fue la colaboración de Bernstein con el coreógrafo Jerome Robbins, el escritor Arthur Laurents y el letrista Stephen Sondheim para producir el musical West Side Story. Los tres primeros habían trabajado en él de forma intermitente desde que Robbins sugirió la idea por primera vez en 1949. Finalmente, con la incorporación de Sondheim al equipo y un período de esfuerzo concentrado, recibió su estreno en Broadway en 1957 y desde entonces ha demostrado ser el más popular de Bernstein. y puntuación duradera.

En 1959, llevó a la Filarmónica de Nueva York a una gira por Europa y la Unión Soviética, parte de la cual fue filmada por CBS Television. Un punto culminante de la gira fue la interpretación de Bernstein de la Quinta Sinfonía de Dmitri Shostakovich, en presencia del compositor, que subió al escenario al final para felicitar a Bernstein y los músicos. En octubre, cuando Bernstein y la orquesta regresaron a Estados Unidos, grabaron la sinfonía de Columbia. Lo grabó por segunda vez con la orquesta de gira por Japón en 1979. Parece que Bernstein se limitó a dirigir solo ciertas sinfonías de Shostakovich, a saber, los números 1, 5, 6, 7, 9 y 14. Hizo dos grabaciones de la Sinfónica de Leningrado de Shostakovich, una con la Filarmónica de Nueva York en la década de 1960 y otra grabada en vivo en 1988 con la Orquesta Sinfónica de Chicago (una de las pocas grabaciones que hizo con ellos, incluyendo también la Sinfonía No. 1).

1960-1969

En 1960, Bernstein y la Filarmónica de Nueva York celebraron un Festival Mahler para conmemorar el centenario del nacimiento del compositor. Bernstein, Walter y Mitropoulos realizaron actuaciones. La viuda del compositor, Alma, asistió a algunos de los ensayos de Bernstein. En 1960 Bernstein también hizo su primera grabación comercial de una sinfonía de Mahler (la cuarta) y durante los siguientes siete años hizo el primer ciclo completo de grabaciones de las nueve sinfonías completas de Mahler. (Todas incluyeron la Filarmónica de Nueva York, excepto la 8a Sinfonía que se grabó con la Orquesta Sinfónica de Londres después de un concierto en el Royal Albert Hall de Londres en 1966). El éxito de estas grabaciones, junto con las presentaciones en conciertos y las charlas televisivas de Bernstein, fue un factor decisivo. importante, si no vital, parte del resurgimiento del interés por Mahler en la década de 1960, especialmente en los EE. UU.

Otros compositores no estadounidenses que Bernstein defendió hasta cierto punto en ese momento incluyen al compositor danés Carl Nielsen (que entonces era poco conocido en los Estados Unidos) y Jean Sibelius, cuya popularidad había comenzado a desvanecerse. Bernstein finalmente grabó un ciclo completo en Nueva York de las sinfonías de Sibelius y tres de las sinfonías de Nielsen (Nos. 2, 4 y 5), además de realizar grabaciones de sus conciertos para violín, clarinete y flauta. También grabó la tercera sinfonía de Nielsen con la Royal Danish Orchestra después de una actuación pública aclamada por la crítica en Dinamarca.

Bernstein defendió a los compositores estadounidenses, especialmente a aquellos que le eran cercanos como Aaron Copland, William Schuman y David Diamond. También comenzó a grabar más extensamente sus propias composiciones para Columbia Records. Esto incluyó sus tres sinfonías, sus ballets y las Danzas Sinfónicas de West Side Story con la Filarmónica de Nueva York. También dirigió un LP de su musical de 1944 On The Town, la primera (casi) grabación completa del original con varios miembros del elenco original de Broadway, incluidos Betty Comden y Adolph Green. (La versión cinematográfica de 1949 solo contiene cuatro de los números originales de Bernstein). Bernstein también colaboró ​​con el pianista y compositor de jazz experimental Dave Brubeck, lo que resultó en la grabación "Bernstein Plays Brubeck Plays Bernstein" (1961).

En uno de los incidentes del que se habla a menudo, en abril de 1962 Bernstein apareció en el escenario antes de la interpretación del Concierto para piano n. ° 1 en re menor de Brahms con el pianista Glenn Gould. Durante los ensayos, Gould había abogado por tempos mucho más amplios de lo normal, lo que no reflejaba el concepto de música de Bernstein. Bernstein dio un breve discurso a la audiencia comenzando con “No se asusten; El Sr. Gould está aquí ... ”y continúa con“ En un concierto, ¿quién es el jefe (risa de la audiencia), el solista o el director? ” (La risa de la audiencia se hace más fuerte). La respuesta es, por supuesto, a veces una y otras, dependiendo de las personas involucradas ”. Este discurso fue posteriormente interpretado por Harold C. Schonberg, crítico musical de The New York Times, como una abdicación de la responsabilidad personal y un ataque a Gould, cuya actuación Schonberg criticó duramente.

Bernstein siempre negó que esa hubiera sido su intención y ha declarado que hizo estos comentarios con la bendición de Gould. En el libro Dinner with Lenny, publicado en octubre de 2013, el autor Jonathan Cott desmintió a fondo, en las propias palabras del director, la leyenda que el propio Bernstein describió en el libro como “una ... que no desaparecerá”. A lo largo de su vida, profesó admiración y amistad por Gould. Schonberg a menudo (aunque no siempre) criticó duramente a Bernstein como director durante su mandato como director musical. Sin embargo, sus puntos de vista no fueron compartidos por el público (con muchas casas llenas) y probablemente no por los propios músicos (quienes tenían una mayor seguridad financiera derivada de las muchas actividades televisivas y de grabación de Bernstein, entre otras cosas).

En 1962, la Filarmónica de Nueva York se trasladó del Carnegie Hall al Philharmonic Hall (ahora David Geffen Hall) en el nuevo Lincoln Center. La medida no estuvo libre de controversias debido a problemas acústicos con la nueva sala. Bernstein dirigió el concierto inaugural de gala con obras vocales de Mahler, Beethoven y Vaughan Williams, y el estreno de Connotations de Aaron Copland, un trabajo en serie que fue recibido simplemente cortésmente. Durante el intermedio Bernstein besó en la mejilla a la esposa del presidente, Jacqueline Kennedy, una ruptura con el protocolo que se comentaba en ese momento. En 1961 Bernstein había actuado en la gala previa a la inauguración del presidente John F. Kennedy, y era un invitado ocasional en la Casa Blanca de Kennedy. También dirigió la misa fúnebre en 1968 para el hermano del difunto presidente Kennedy, Robert Kennedy.

En 1964 Bernstein dirigió la producción de Franco Zeffirelli de Falstaff de Verdi en la Metropolitan Opera de Nueva York. En 1966 debutó en la Ópera Estatal de Viena dirigiendo la producción de Luchino Visconti de la misma ópera con Dietrich Fischer-Dieskau como Falstaff. Durante su estancia en Viena también grabó la ópera para Columbia Records y dirigió su primer concierto por suscripción con la Filarmónica de Viena (que está formada por músicos de la Ópera Estatal de Viena) con Das Lied von der Erde de Mahler con Fischer-Dieskau y James King. .

Regresó a la Ópera Estatal en 1968 para una producción de Der Rosenkavalier y en 1970 para la producción de Otto Schenk de Fidelio de Beethoven. Dieciséis años después, en la Ópera Estatal, Bernstein dirigió su secuela de Trouble in Tahiti, A Quiet Place. con la orquesta ORF. La despedida final de Bernstein de la Ópera Estatal ocurrió accidentalmente en 1989: después de una actuación de Khovanshchina de Modest Mussorgsky, inesperadamente entró al escenario y abrazó al director. Claudio Abbado (1933-2014) frente a una audiencia animada.

Con su compromiso con la Filarmónica de Nueva York y sus muchas otras actividades, Bernstein tuvo poco tiempo para la composición durante la década de 1960. Las dos obras principales que produjo en ese momento fueron su Sinfonía Kadish dedicada al presidente John F. Kennedy, recientemente asesinado, y los Salmos de Chichester, que produjo durante un año sabático que tomó de la Filarmónica en 1965 para concentrarse en la composición. Tratar de tener más tiempo para la composición fue probablemente un factor importante en su decisión de dejar el cargo de Director Musical de la Filarmónica en 1969, y nunca volver a aceptar ese puesto en ningún otro lugar.

1970-1979

Después de dejar la Filarmónica de Nueva York, Bernstein continuó apareciendo con ellos la mayoría de los años hasta su muerte, y viajó con ellos a Europa en 1976 y a Asia en 1979. También fortaleció su relación con la Orquesta Filarmónica de Viena: dirigió las nueve sinfonías de Mahler completaron con ellas (más el adagio de la décima) en el período de 10 a 1967. Todas fueron filmadas para Unitel con la excepción de la segunda de Mahler de 1976, que en cambio Bernstein filmó con la London Symphony Orchestra en Ely Catedral en 1967. A finales de la década de 2, Bernstein dirigió un ciclo sinfónico completo de Beethoven con la Filarmónica de Viena, y los ciclos de Brahms y Schumann debían seguir en la década de 1973. Otras orquestas que dirigió en numerosas ocasiones en la década de 1970 incluyen la Filarmónica de Israel, la Orquesta Nacional de Francia y la Orquesta Sinfónica de Boston.

En 1970, Bernstein escribió y narró un programa de noventa minutos filmado en locaciones de Viena y sus alrededores como celebración del 200 aniversario de Beethoven. Contó con partes de los ensayos y la interpretación de Bernstein para la producción de Otto Schenk de Fidelio, Bernstein tocando el primer concierto para piano y la Novena Sinfonía con la Filarmónica de Viena y el joven Plácido Domingo entre los solistas. El programa se transmitió por primera vez en 1 en la televisión austriaca y británica, y luego en CBS en los EE. UU. En la víspera de Navidad de 1970. El programa, originalmente titulado Beethoven's Birthday: A Celebration in Vienna, ganó un Emmy y se emitió en DVD en 1971. En el verano de 2005, durante el Festival de Londres, dirigió la Misa de Réquiem de Verdi en la Catedral de St. Paul, con la London Symphony Orchestra.

Como muchos de sus amigos y colegas, Bernstein había estado involucrado en varias causas y organizaciones de izquierda desde la década de 1940. Fue incluido en la lista negra por el Departamento de Estado de EE. UU. Y la CBS a principios de la década de 1950, pero a diferencia de otros, su carrera no se vio muy afectada, y nunca se le pidió que testificara ante el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara. Su vida política recibió una cobertura de prensa sustancial aunque en 1970, debido a una reunión organizada en su apartamento de Manhattan el 14 de enero de 1970. Bernstein y su esposa llevaron a cabo el evento buscando crear conciencia y dinero para la defensa de varios miembros del Partido Pantera Negra contra una variedad de cargos. El Times inicialmente cubrió la reunión como un artículo de estilo de vida, pero luego publicó un editorial duramente desfavorable para Bernstein luego de una reacción generalmente negativa a la historia ampliamente publicitada.

Esta reacción culminó en junio de 1970 con la aparición de "Radical Chic: That Party at Lenny's", un ensayo del satírico Tom Wolfe que apareció en la portada de la revista New York Magazine. El artículo contrastó el cómodo estilo de vida de los Bernstein con uno de los más caros del mundo. barrios con la política antisistema de las Panteras Negras. Condujo a la popularización de "radical chic" como un término crítico. Tanto Bernstein como su esposa Felicia respondieron a las críticas, argumentando que no estaban motivados por un deseo superficial de expresar simpatía de moda, sino por su preocupación por las libertades civiles.

Las principales composiciones de Bernstein durante la década de 1970 fueron MASS: A Theatre Piece for Singers, Players, and Dancers; su partitura para el ballet Dybbuk; su trabajo vocal orquestal Songfest; y su musical bicentenario estadounidense 1600 Pennsylvania Avenue escrito con letra de Alan Jay Lerner, que fue su primer fracaso teatral real y su último espectáculo original de Broadway. El estreno mundial de MASS de Bernstein tuvo lugar el 8 de septiembre de 1971. Encargado por Jacqueline Kennedy para la apertura del Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas en Washington, DC, fue en parte pensado como una declaración contra la guerra.

Escrito apresuradamente en algunos lugares, el trabajo representó una fusión no solo de diferentes tradiciones religiosas (liturgia latina, oración hebrea y muchas letras contemporáneas en inglés) sino también de diferentes estilos musicales, incluida la música clásica y rock. Originalmente fue blanco de críticas de la Iglesia Católica Romana por un lado y de críticos de música contemporánea que se opusieron a sus elementos populistas de Broadway por el otro. En la actualidad, quizás se considere menos blasfemo y más una pieza de su época: en 2000 incluso se realizó en el Vaticano.

En 1972 Bernstein grabó Carmen de Bizet, con Marilyn Horne en el papel principal y James McCracken como Don José, después de dirigir varias representaciones teatrales de la ópera en el Metropolitan Opera. La grabación fue una de las primeras en estéreo en utilizar el diálogo hablado original entre las partes cantadas de la ópera, en lugar de los recitativos musicales que fueron compuestos por Ernest Guiraud después de la muerte de Bizet. La grabación fue la primera de Bernstein para Deutsche Grammophon y ganó un Grammy.

Bernstein fue nombrado en 1973 para la cátedra Charles Eliot Norton como profesor de poesía en su alma mater, la Universidad de Harvard, y pronunció una serie de seis conferencias televisadas sobre música con ejemplos musicales interpretados por la Orquesta Sinfónica de Boston. Sin embargo, estas conferencias no se televisaron hasta 1976. Tomando el título de una obra de Charles Ives, llamó a la serie La pregunta sin respuesta; fue un conjunto de conferencias interdisciplinarias en las que tomó prestada terminología de la lingüística contemporánea para analizar y comparar la construcción musical con el lenguaje. Las conferencias están actualmente disponibles en formato de libro y DVD.

El video en DVD no fue tomado directamente de las conferencias en Harvard, sino que fueron recreados nuevamente en los estudios de WGBH para su filmación. Esta parece ser la única serie de conferencias de Norton que se conserva disponible para el público en general en formato de video. Noam Chomsky escribió en 2007 en los foros de Znet sobre los aspectos lingüísticos de la conferencia: “Pasé algún tiempo con Bernstein durante la preparación y ejecución de las conferencias. Mi sensación era que estaba en algo, pero realmente no podía juzgar qué tan importante era ".

Chevy Chase afirma en su biografía que Lorne Michaels quería que Bernstein presentara Saturday Night Live en la primera temporada del programa (1975–76). Chase estaba sentado junto a Bernstein en una fiesta de cumpleaños de Kurt Vonnegut e hizo la solicitud en persona. Sin embargo, el lanzamiento involucró una versión SNL de West Side Story dirigida por Bernstein, y Bernstein no estaba interesado.

Un período importante de agitación en la vida personal de Bernstein comenzó en 1976 cuando decidió que ya no podía ocultar su bisexualidad y dejó a su esposa Felicia por un período para vivir con el director musical de la estación de radio de música clásica KKHI-FM en San Francisco. Tom Cothran. Al año siguiente le diagnosticaron cáncer de pulmón y, finalmente, Bernstein se mudó con ella y la cuidó hasta que murió el 16 de junio de 1978. Se dice que Bernstein a menudo ha hablado de su terrible culpa por la muerte de su esposa. La mayoría de las biografías de Bernstein afirman que su estilo de vida se volvió más excesivo y su comportamiento personal a veces más crudo después de su muerte. Sin embargo, su reputación pública y muchas de sus amistades cercanas parecen no haberse visto afectadas, y reanudó su apretada agenda de actividad musical.

En 1978, Bernstein regresó a la Ópera Estatal de Viena para realizar una reposición de la producción de Otto Schenk de Fidelio, ahora con Gundula Janowitz y Rene Kollo en los papeles principales. Al mismo tiempo, Bernstein hizo una grabación de estudio de la ópera para Deutsche Grammophon y la ópera en sí fue filmada por Unitel y lanzada en DVD por Deutsche Grammophon a finales de 2006. En mayo de 1978, la Filarmónica de Israel dio dos conciertos en Estados Unidos bajo su dirección para celebrar el 30 aniversario de la fundación de la Orquesta bajo ese nombre. En noches consecutivas, la Orquesta, con la Choral Arts Society of Washington, interpretó la Novena Sinfonía de Beethoven y los Chichester Psalms de Bernstein en el Kennedy Center de Washington, DC y en el Carnegie Hall de Nueva York.

En 1979, Bernstein dirigió la Orquesta Filarmónica de Berlín por primera vez, en dos conciertos benéficos para Amnistía Internacional en los que se interpretó la Novena Sinfonía de Mahler. La invitación para los conciertos había venido de la orquesta y no de su director principal Herbert von Karajan. Se ha especulado sobre por qué Karajan nunca invitó a Bernstein a dirigir su orquesta. (Karajan dirigió la Filarmónica de Nueva York durante el mandato de Bernstein.) Es probable que nunca se conozcan las razones completas: los informes sugieren que se mantuvieron en términos amistosos cuando se conocieron, pero a veces practicaron un poco de competencia mutua.

Uno de los conciertos fue transmitido por radio y fue publicado póstumamente en CD por Deutsche Grammophon. Una rareza de la grabación es que la sección de trombones no logra entrar en el clímax del final, como resultado de que un miembro de la audiencia se desmayó justo detrás de los trombones unos segundos antes.

1980-1990

Bernstein recibió el premio Kennedy Center Honors en 1980. Durante el resto de la década de 1980 continuó dirigiendo, enseñando, componiendo y produciendo algún que otro documental de televisión. Sus composiciones más significativas de la década fueron probablemente su ópera A Quiet Place, que escribió con Stephen Wadsworth y que se estrenó (en su versión original) en Houston en 1983; su Divertimento para orquesta; su Halil para flauta y orquesta; su Concierto para orquesta “Jubilee Games”; y su ciclo de canciones Arias and Barcarolles, que lleva el nombre de un comentario que le hizo el presidente Dwight D. Eisenhower en 1960.

En 1982 en los EE. UU., PBS emitió una serie de 11 partes de películas de Bernstein de finales de la década de 1970 para Unitel de la Filarmónica de Viena interpretando las nueve sinfonías de Beethoven y varias otras obras de Beethoven. Bernstein dio una introducción oral y el actor Maximilian Schell también apareció en los programas, leyendo las cartas de Beethoven. Desde entonces, las películas originales han sido lanzadas en DVD por Deutsche Grammophon. Además de dirigir en Nueva York, Viena e Israel, Bernstein fue un director invitado habitual de otras orquestas en la década de 1980. Estos incluyeron la Royal Concertgebouw Orchestra de Amsterdam, con quien grabó la Primera, Cuarta y Novena Sinfonías de Mahler, entre otras obras; la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera en Munich, con la que grabó Tristan und Isolde de Wagner; Creación de Haydn; El Réquiem y la Gran Misa en Do menor de Mozart; y la orquesta de la Accademia Nazionale di Santa Cecilia de Roma, con la que grabó La bohème de Debussy y Puccini.

En 1982, él y Ernest Fleischmann fundaron el Instituto Filarmónico de Los Ángeles como una academia de entrenamiento de verano en la línea de Tanglewood. Bernstein se desempeñó como director artístico y enseñó dirección allí hasta 1984. Casi al mismo tiempo, realizó y grabó algunas de sus propias obras con la Filarmónica de Los Ángeles para Deutsche Grammophon. Bernstein también era en ese momento un partidario comprometido del desarme nuclear. En 1985 llevó a la Orquesta Juvenil de la Comunidad Europea en una gira "Viaje por la Paz" por Europa y Japón.

En 1985, realizó una grabación de West Side Story, la primera vez que dirigió la obra completa. La grabación, con lo que algunos críticos sintieron fueron cantantes de ópera mal interpretados como Kiri Te Kanawa, José Carreras y Tatiana Troyanos en los papeles principales, fue sin embargo un éxito de ventas internacional. Al mismo tiempo, se realizó un documental de televisión que muestra la realización de la grabación y está disponible en DVD. Bernstein también continuó haciendo sus propios documentales para televisión durante la década de 1980, incluido The Little Drummer Boy, en el que habló sobre la música de Gustav Mahler, quizás el compositor que más le interesaba, y The Love of Three Orchestras, en el que discutió su trabajo en Nueva York, Viena e Israel.

En sus últimos años, la vida y la obra de Bernstein se celebraron en todo el mundo (como lo ha sido desde su muerte). La Filarmónica de Israel celebró su participación con ellos en festivales en Israel y Austria en 1977. En 1986, la Orquesta Sinfónica de Londres organizó un Festival Bernstein en Londres con un concierto que el propio Bernstein dirigió con la presencia de la Reina. En 1988, el 70 aniversario de Bernstein se celebró con una lujosa gala televisada en Tanglewood con muchos artistas que habían trabajado con él a lo largo de los años.

1987. Leonard Bernstein (1918-1990) y Jaap van Zweden (1960), concertino del Orquesta Real Concertgebouw de Ámsterdam (RCO), En la Royal Concertgebouw de Ámsterdam (octubre).

En diciembre de 1989, Bernstein realizó actuaciones en vivo y grabó en el estudio su opereta Candide con la London Symphony Orchestra. La grabación fue protagonizada por Jerry Hadley, June Anderson, Adolph Green y Christa Ludwig en los papeles principales. El uso de cantantes de ópera en algunos papeles quizás encajaba mejor con el estilo de la opereta de lo que algunos críticos habían pensado que era el caso de West Side Story, y la grabación (lanzada póstumamente en 1991) fue elogiada universalmente. Uno de los conciertos en vivo del Barbican Centre de Londres está disponible en DVD. Cándido había tenido una historia turbulenta, con muchas reescrituras y escritores involucrados. El concierto y la grabación de Bernstein se basaron en una versión "final" que había sido interpretada por primera vez por Scottish Opera en 1988. La noche de apertura (a la que asistió Bernstein en Glasgow) fue dirigida por el ex alumno de Bernstein, John Mauceri.

El 25 de diciembre de 1989, Bernstein dirigió la Sinfonía n. ° 9 de Beethoven en la Schauspielhaus de Berlín Oriental como parte de una celebración de la caída del Muro de Berlín. Había realizado el mismo trabajo en Berlín Occidental el día anterior. El concierto fue transmitido en vivo en más de veinte países a una audiencia estimada de 100 millones de personas. Para la ocasión, Bernstein reformuló el texto de Friedrich Schiller de la Oda a la alegría, sustituyendo la palabra Freiheit (libertad) por Freude (alegría). Bernstein, en su introducción oral, dijo que se habían "tomado la libertad" de hacer esto debido a una historia "muy probablemente falsa", aparentemente creída en algunos sectores, que Schiller escribió una "Oda a la Libertad" que ahora se presume perdida. Bernstein agregó: "Estoy seguro de que Beethoven nos habría dado su bendición".

En el verano de 1990, Bernstein y Michael Tilson Thomas fundaron el Pacific Music Festival en Sapporo, Japón. Al igual que su actividad anterior en Los Ángeles, esta fue una escuela de formación de verano para músicos inspirada en Tanglewood, y todavía existe. Bernstein ya sufría en ese momento la enfermedad pulmonar que lo llevaría a la muerte. En su discurso de apertura, Bernstein dijo que había decidido dedicar el tiempo que le quedaba a la educación. Un video que muestra a Bernstein hablando y ensayando en el primer Festival está disponible en DVD en Japón.

En 1990, Leonard Bernstein recibió el Praemium Imperiale, un premio internacional otorgado por la Asociación de Artes de Japón por su trayectoria en las artes. Bernstein utilizó el premio de $ 100,000 para establecer The Bernstein Education Through the Arts (BETA) Fund, Inc. Leonard Bernstein proporcionó esta subvención para desarrollar un programa educativo basado en las artes. El Centro Leonard Bernstein se estableció en abril de 1992 e inició una extensa investigación basada en la escuela, lo que resultó en el Modelo Bernstein, el Programa de Aprendizaje Artístico Leonard Bernstein.

Bernstein hizo su última actuación como director en Tanglewood el 19 de agosto de 1990, con la Sinfónica de Boston interpretando “Four Sea Interludes” de Benjamin Britten de Peter Grimes y la Séptima Sinfonía de Beethoven. Sufrió un ataque de tos durante el Tercer Movimiento de la Sinfonía de Beethoven, sin embargo el maestro continuó dirigiendo la pieza hasta su conclusión, abandonando el escenario durante la ovación, luciendo exhausto y dolorido. El concierto fue publicado más tarde en CD como "Leonard Bernstein - The Final Concert" por Deutsche Grammophon (número de catálogo 431 768).

Anunció su retiro de la dirección musical el 9 de octubre de 1990 y murió de un infarto cinco días después. Tenía 72 años. Fumador empedernido desde hace mucho tiempo, había luchado contra el enfisema desde los 50 años. El día de su procesión fúnebre por las calles de Manhattan, los trabajadores de la construcción se quitaron los sombreros y saludaron gritando "Adiós, Lenny". Bernstein está enterrado en Green-Wood Cemetery, Brooklyn, Nueva York, junto a su esposa y con una copia de MahlerEl quinto yace sobre su corazón.

Activismo social

Si bien Bernstein era muy conocido por sus composiciones musicales y su dirección, también era conocido por sus opiniones políticas abiertas y su fuerte deseo de promover el cambio social. Sus primeras aspiraciones de cambio social se hicieron evidentes al producir (como estudiante) una ópera recientemente prohibida, The Cradle Will Rock, de Marc Blitzstein, sobre la disparidad entre la clase trabajadora y la clase alta. Su primera ópera, Trouble in Tahiti, estuvo dedicada a Blitzstein y tiene un fuerte tema social, criticando la civilización estadounidense y la vida suburbana de la clase alta en particular. A medida que avanzaba en su carrera, Bernstein lucharía por todo, desde las influencias de la "música estadounidense" hasta el desarme de las armas nucleares occidentales.

Bernstein fue nombrado en el libro Canales rojos: El informe de la influencia comunista en la radio y la televisión como comunista junto con Aaron Copland, Lena Horne, Pete Seeger, Artie Shaw y otras figuras prominentes de las artes escénicas. Red Channels fue publicado por la revista de derecha Counterattack y fue editado por Vincent Hartnett, quien más tarde se descubrió que había liberado y difamado al conocido locutor de radio John Henry Faulk.

Filantropía

Entre los muchos premios que Bernstein ganó a lo largo de su vida, uno le permitió hacer realidad uno de sus sueños filantrópicos. Durante mucho tiempo había querido desarrollar una escuela internacional para ayudar a promover la integración de las artes en la educación. Cuando ganó el premio de la Asociación de Arte de Japón por su trayectoria, utilizó los $ 100,000 que venían con el premio para construir una escuela de este tipo en Nashville, que se esforzaría por enseñar a los maestros cómo integrar mejor la música, la danza y el teatro en el sistema escolar que no estaba funcionando". Desafortunadamente, la escuela no pudo abrir hasta poco después de la muerte de Bernstein.

En una entrevista de Rolling Stone en 1990, Bernstein describió su concepción de una escuela llamada La Academia para el Amor por el Aprendizaje.

Yo y un amigo músico llamado Aaron Stern hemos concebido una institución llamada Academy for the Love of Learning. Aún no hemos hecho mucho con la idea, pero está registrada como una corporación sin fines de lucro y, además de los intentos obvios de unir la música y los niños, existirá el objetivo primordial de enseñar a los maestros a descubrir su propio amor por el aprendizaje.

La Academia para el Amor por el Aprendizaje se completó en 1998 y está ubicada en Santa Fe, Nuevo México, donde continúa explorando el sueño de Bernstein de las artes integradas en la educación al ofrecer cursos de aprendizaje transformacional.

Aprendizaje ingenioso

El aprendizaje artístico se basa en la filosofía de Bernstein de que las artes pueden fortalecer el aprendizaje y ser incorporadas en todas las materias académicas. El programa se basa en "unidades de estudio", cada una de las cuales consta de cuatro elementos centrales: experimentar, investigar, crear y reflexionar. Después de dos décadas de investigación e implementación en los Estados Unidos, las escuelas de aprendizaje artístico demuestran que las unidades de estudio que utilizan el rigor, la complejidad cognitiva y la comprensión profunda a través de un compromiso con el aprendizaje colaborativo e independiente demuestran altos niveles de participación de los estudiantes y logros académicos.

Influencia y características como director

Bernstein fue una de las principales figuras de la dirección orquestal de la segunda mitad del siglo XX. Fue tenido en alta estima entre muchos músicos, incluidos los miembros de la Orquesta Filarmónica de Viena, como lo demuestra su membresía honoraria; la London Symphony Orchestra, de la que fue presidente; y la Orquesta Filarmónica de Israel, con la que aparecía regularmente como director invitado. Probablemente fue el director principal a partir de la década de 20 que adquirió una especie de estatus de superestrella similar al de Herbert von Karajan, aunque a diferencia de Karajan dirigió relativamente poca ópera y parte de la fama de Bernstein se basó en su papel como compositor. Como el primer director musical nacido en Estados Unidos de la Filarmónica de Nueva York, su ascenso a la prominencia fue un factor para superar la percepción de la época de que los principales directores estaban necesariamente formados en Europa.

La dirección de Bernstein se caracterizó por extremos de emoción con el pulso rítmico de la música transmitida visualmente a través de su forma de podio de ballet. Los músicos a menudo informaron que su actitud en los ensayos era la misma que en los conciertos. A medida que envejecía, sus interpretaciones tendían a superponerse en mayor medida con una expresividad personal que a menudo dividía la opinión crítica. Se pueden encontrar ejemplos extremos de este estilo en sus grabaciones de Deutsche Grammophon de Nimrod de Enigma Variations de Elgar (1982), el final de la Novena Sinfonía de Mahler (9) y el final de la Sinfonía Patética de Tchaikovsky (1985), donde en cada caso los tempos están muy por debajo de los típicamente elegidos.

Bernstein interpretó un amplio repertorio desde la época barroca hasta el siglo XX, aunque quizás desde la década de 20 en adelante tendió a centrarse más en la música de la época romántica. Se le consideró especialmente logrado con las obras de Gustav Mahler y con los compositores estadounidenses en general, incluidos George Gershwin, Aaron Copland, Charles Ives, Roy Harris, William Schuman y, por supuesto, él mismo. Algunas de sus grabaciones de obras de estos compositores probablemente aparecerían en las listas de grabaciones recomendadas de muchos críticos musicales. Una lista de sus otras grabaciones bien pensadas probablemente incluiría obras individuales de Haydn, Beethoven, Berlioz, Schumann, Liszt, Nielsen, Sibelius, Stravinsky, Hindemith y Shostakovich, entre otros.

Sus grabaciones de Rhapsody in Blue (versión para orquesta completa) y An American in Paris para Columbia Records, lanzadas en 1959, son consideradas definitivas por muchos, aunque Bernstein cortó ligeramente la Rhapsody, y su enfoque más 'sinfónico' con tempos más lentos es bastante lejos de la propia concepción de Gershwin de la pieza, evidente en sus dos grabaciones. (Oscar Levant, Earl Wild y otros se acercan más al estilo del propio Gershwin). Bernstein nunca dirigió el Concierto para piano en fa de Gershwin, ni más que algunos extractos de Porgy y Bess, aunque sí discutió este último en su artículo Why Don't You Run Upstairs and Write a Nice Gershwin Tune ?, publicado originalmente en The New York Times y luego reimpreso en su libro de 1959 The Joy of Music.

Además de ser un director activo, Bernstein fue un influyente profesor de dirección. Durante sus muchos años de enseñanza en Tanglewood y otros lugares, enseñó o fue mentor directo de muchos directores que actúan ahora, incluidos John Mauceri, Marin Alsop, Herbert Blomstedt, Edo de Waart, Alexander Frey, Paavo Järvi, Eiji Oue, Maurice Peress, Seiji. Ozawa (quien hizo su debut en la televisión estadounidense como director invitado en uno de los Conciertos para jóvenes), Carl St. Clair, Helmuth Rilling, Michael Tilson Thomas y Jaap van Zweden. Indudablemente, también influyó en las elecciones de carrera de muchos músicos estadounidenses que crecieron viendo sus programas de televisión en las décadas de 1950 y 60.

Grabaciones

Bernstein grabó extensamente desde mediados de la década de 1940 hasta unos meses antes de su muerte. Aparte de esas grabaciones de la década de 1940, que se hicieron para RCA Victor, Bernstein grabó principalmente para Columbia Masterworks Records, especialmente cuando fue director musical de la Filarmónica de Nueva York entre 1958 y 1971. Su patrón típico de grabación en ese momento era grabar importantes obras en el estudio inmediatamente después de su presentación en los conciertos de suscripción de la orquesta o en uno de los Conciertos de la Juventud, y el tiempo libre se utiliza para grabar breves obras maestras de orquesta y obras similares. Muchas de estas interpretaciones fueron remasterizadas y reeditadas digitalmente por Sony como parte de sus 100 volúmenes, 125 CD "Royal Edition" y su posterior serie "Bernstein Century". En 2010, muchas de estas grabaciones fueron empaquetadas en un 60 CD “Bernstein Symphony Edition”.

Sus grabaciones posteriores (comenzando con Carmen de Bizet en 1972) se realizaron principalmente para Deutsche Grammophon, aunque ocasionalmente regresaba al sello Columbia Masterworks. Las excepciones notables incluyen grabaciones de la Canción de la Tierra de Gustav Mahler y el concierto para piano número 15 de Mozart y la sinfonía “Linz” con la Orquesta Filarmónica de Viena para Decca Records (1966); Symphonie fantastique de Berlioz y Harold en Italia (1976) para EMI; y Tristan und Isolde de Wagner (1981) para Philips Records, sello que al igual que Deutsche Grammophon formaba parte de PolyGram en ese momento. A diferencia de sus grabaciones de estudio para Columbia Masterworks, la mayoría de sus grabaciones posteriores de Deutsche Grammophon fueron tomadas de conciertos en vivo (o editadas juntas de varios conciertos con sesiones adicionales para corregir errores). Muchos replican el repertorio que grabó en las décadas de 1950 y 60.

Además de sus grabaciones de audio, muchos de los conciertos de Bernstein desde la década de 1970 en adelante fueron grabados en película cinematográfica por la compañía cinematográfica alemana Unitel. Esto incluyó un ciclo completo de las sinfonías de Mahler (con la Filarmónica de Viena y la Orquesta Sinfónica de Londres), así como ciclos completos de las sinfonías de Beethoven, Brahms y Schumann grabadas en la misma serie de conciertos que las grabaciones de audio de Deutsche Grammophon. Muchas de estas películas aparecieron en Laserdisc y ahora están en DVD.

En total, Bernstein recibió 16 premios Grammy por sus grabaciones en varias categorías, incluidas varias por grabaciones publicadas póstumamente. También fue galardonado con un Lifetime Achievement Grammy en 1985.

Influencia y características como compositor

Bernstein fue un compositor ecléctico cuya música fusionó elementos de jazz, música judía, música de teatro y el trabajo de compositores anteriores como Aaron Copland, Igor Stravinsky, Darius Milhaud, George Gershwin y Marc Blitzstein. Algunas de sus obras, especialmente su partitura para West Side Story, ayudaron a cerrar la brecha entre la música clásica y popular. Su música estaba arraigada en la tonalidad, pero en algunas obras como su Sinfonía Kaddish y la ópera A Quiet Place mezcló elementos de 12 tonos. El propio Bernstein dijo que su principal motivación para componer era "comunicar" y que todas sus piezas, incluidas sus sinfonías y obras de concierto, "podrían en cierto sentido considerarse como piezas de 'teatro'". Según la Liga de orquestas estadounidenses, fue el segundo compositor estadounidense interpretado con más frecuencia por las orquestas estadounidenses en 2008-9 detrás de Copland, y fue el 16º compositor interpretado con más frecuencia por las orquestas estadounidenses. (Algunas actuaciones probablemente se debieron al 90 aniversario de su nacimiento en 2008).

Sus piezas más populares fueron la Obertura de Candide, las Danzas sinfónicas de West Side Story, la Serenata para violín, cuerdas, arpa y percusión y los Tres episodios de danza de On the Town. Sus espectáculos West Side Story, On the Town, Wonderful Town y Candide se presentan regularmente, y sus sinfonías y conciertos son programados de vez en cuando por orquestas de todo el mundo. Desde su muerte, muchas de sus obras han sido grabadas comercialmente por otros artistas además de él. La Serenata, que ha sido grabada más de 10 veces, es probablemente su trabajo más grabado, no tomado de una obra de teatro real.

A pesar de que fue un éxito popular como compositor, se dice que el propio Bernstein se sintió desilusionado porque algunas de sus obras más serias no fueron calificadas mejor por la crítica y que él mismo no había podido dedicar más tiempo a componer. debido a su conducción y otras actividades. La crítica profesional de la música de Bernstein a menudo implica discutir el grado en que creó algo nuevo como arte en lugar de simplemente tomar prestados y fusionar hábilmente elementos de otros.

A finales de la década de 1960, el propio Bernstein reflexionó que su eclecticismo se debía en parte a la falta de largos períodos dedicados a la composición, y que aún buscaba enriquecer su propio lenguaje musical personal a la manera de los grandes compositores del pasado, todos de los cuales había tomado prestados elementos de otros. Quizás la crítica más dura que recibió de algunos críticos en su vida, aunque fue dirigida a obras como su Sinfonía Kadish, su MASS y la ópera A Quiet Place, donde encontraron el mensaje subyacente de la pieza o el texto como algo vergonzoso, cliché o ofensiva. A pesar de ello, todas estas piezas han sido interpretadas, discutidas y reconsideradas desde su muerte.

Las obras de Bernstein se interpretaron varias veces para el Papa Juan Pablo II, incluso en la Jornada Mundial de la Juventud en Denver el 14 de agosto de 1993 (extractos de "MASS"), y en el Concierto Papal para conmemorar la Shoah el 7 de abril de 1994, con el Royal Orquesta Filarmónica (“Chichester Psalms” y Sinfonía nº 3, “Kaddish”, fragmento) en la Sala Nervi del Vaticano. Ambas actuaciones fueron realizadas por Gilbert Levine.

Aunque enseñó dirección, Bernstein no fue un profesor de composición como tal, y no tiene herederos directos en la composición. Quizás los más cercanos sean compositores como John Adams, quien a partir de la década de 1970 adoptó indirectamente elementos de su estilo ecléctico y teatral.

)

Ballet

  • Libre de fantasía, 1944
  • Facsímil - Ensayo coreográfico para orquesta, 1946
  • Dybbuk (ballet), 1974

Opera

  • Problemas en Tahití, 1952
  • Candide, 1956 (nuevo libreto en 1973, versión revisada final de opereta en 1989)
  • Un lugar tranquilo, 1983, revisado en 1986

Musicales

  • En la ciudad, 1944
  • Pueblo maravilloso, 1953
  • Historia del lado oeste, 1957
  • La carrera hacia Urga (incompleta), 1969
  • "Por Bernstein" (una revista), 1975
  • 1600 Pennsylvania Avenue, 1976
  • "Una fiesta con Betty Comden y Adolph Green", 1977
  • The Madwoman of Central Park West, (contribuido a) 1979

Música incidental y otro teatro

  • Peter Pan, 1950
  • La alondra, 1955
  • El Primogénito, 1958
  • Mass (obra de teatro para cantantes, intérpretes y bailarines), 1971
  • “Side by Side by Sondheim” * 1976

Partituras cinematográficas

  • On the Town, 1949 (solo se utilizó parte de su música)
  • En el paseo marítimo, 1954
  • Historia del lado oeste, 1961

Orquestal

  • Sinfonía n. ° 1, Jeremías, 1942
  • Fancy Free y Three Dance Variations de "Fancy Free", estreno del concierto en 1946
  • Tres episodios de baile de "On the Town", estreno del concierto en 1947
  • Sinfonía n. ° 2, The Age of Anxiety, (según WH Auden) para piano y orquesta, 1949 (revisada en 1965)
  • Serenata para violín solo, cuerdas, arpa y percusión (según el “Simposio” de Platón), 1954
  • Preludio, fuga y riffs para clarinete solo y conjunto de jazz, 1949
  • Suite sinfónica de "On the Waterfront", 1955
  • Danzas sinfónicas de "West Side Story", 1961
  • Sinfonía n. ° 3, Kadish, para orquesta, coro mixto, coro de niños, orador y solo de soprano, 1963 (revisada en 1977)
  • Dybbuk, Suites n. ° 1 y 2 para orquesta, estreno concierto 1975
  • Songfest: A Cycle of American Poems for Six Singers and Orchestra, 1977
  • Tres meditaciones de “Misa” para violonchelo y orquesta, 1977
  • Slava! Una obertura política para orquesta, 1977
  • Divertimento para orquesta, 1980
  • Halil, nocturno para flauta solista, flautín, flauta alto, percusión, arpa y cuerdas, 1981
  • Concierto para orquesta, 1989 (originalmente Jubilee Games de 1986, revisado en 1989)

Coral

  • Hashkiveinu para cantor (tenor), coro mixto y órgano, 1945
  • Missa Brevis para coro mixto y contratenor solo, con percusión, 1988
  • Salmos de Chichester para niño soprano (o contratenor), coro mixto y orquesta, 1965 (versión reducida para órgano, arpa y percusión)

Música de cámara

  • Trío de piano, 1937, Boosey & Hawkes
  • Sonata para clarinete y piano, 1942
  • Música de metales, 1959
  • Suite de baile, 1988
  • Variaciones en una escala octatónica para flauta dulce y violonchelo, 1988

Música vocal

  • Odio la música: un ciclo de cinco canciones infantiles para soprano y piano, 1943
  • Big Stuff, cantado por Billie Holiday
  • Cocina de La Bonne: Cuatro recetas para voz y piano, 1948
  • Silueta (Galilea), 1951
  • Dos canciones de amor, 1960
  • Tan bonita, 1968
  • Piccola Serenata, 1979
  • Arias y Barcarolles para mezzosoprano, barítono y piano a cuatro manos, 1988

Música de piano

  • Música para dos pianos, 1937
  • Sonata para piano, 1938
  • 7 aniversarios, 1944
  • 4 aniversarios, 1948
  • 5 aniversarios, 1952
  • Suite nupcial, 1960
  • Moby Diptych, 1981 (republicado como Anniversaries núms. 1 y 2 en Thirteen Anniversaries)
  • Toques, 1981
  • 13 aniversarios, 1988

La otra música

  • Otras obras ocasionales, escritas como regalos y otras formas de memoria y homenaje
  • "La piel de nuestros dientes": una obra abortada de la que Bernstein tomó material para usar en sus "Salmos de Chichester"
  • "Simhu Na" (arreglo de una canción tradicional)
  • "Waltz for Mippy III" para tuba y piano
  • "Elegy for Mippy II" para trombón solo
  • "Elegy for Mippy I" para trompa y piano
  • "Rondo for Lifey" para trompeta y piano
  • “Fanfare for Bima” para Brass Quartet: compuesta en 1947 como homenaje de cumpleaños a Koussevitzky usando la melodía que silbó para llamar a su cocker spaniel
  • “Shivaree: A Fanfare” para ensamble y percusión de metales dobles. 1970. Encargado y dedicado al Metropolitan Museum of Art de Nueva York en honor a su Centenario. Material musical utilizado posteriormente en "Mass".
  • Esta lista está incompleta; Puedes ayudar expandiéndolo.

Si ha encontrado algún error, por favor, avísenos seleccionando ese texto y presionando Ctrl + Enter.

Informe de errores ortográficos

El siguiente texto será enviado a nuestros editores: