María Teresa Carreño (1853-1917).

  • Profesión: pianista.
  • Relación con Mahler: Trabajó con Gustav Mahler.
  • Correspondencia con Mahler:
  • Nacimiento: 22-12-1853 Caracas, Venezuela.
  • Fallecimiento: 12-06-1917 Della Robbia, Nueva York, Estados Unidos. 64 años.
  • Enterrado: Desconocido.
  1. 1895 Concierto Hamburgo 04-02-1895.
  2. 1909 Concierto Nueva York 25-11-1909.
  3. 1909 Concierto Nueva York 26-11-1909.

También: María Teresa Carreño García de Sena.

María Teresa Carreño García de Sena alias Teresa Carreño fue una reconocida pianista, cantante, compositora y directora de origen venezolano. Fue una de las pianistas más consumadas de los siglos XIX y XX, dando presentaciones y conciertos mientras viajaba por todo el mundo. La mayoría de sus obras se publicaron y siguieron teniendo una gran demanda entre los amantes de la música. Fue una prodigio de talento inusual, componiendo piezas cortas para piano desde los seis años y dando su primera interpretación a los ocho. El piano era su instrumento favorito y podía tocarlo como un ángel. Siempre fue enérgica en sus espectáculos y ofreció actuaciones llenas de energía que nunca dejaron de entusiasmar a sus fans.

Debido a su energía y pasión ilimitadas en sus programas musicales, Teresa fue apodada la “Valquiria del Piano”. Sus actuaciones emocionaron no solo al hombre común, sino también a otros músicos de todo el mundo. El pianista Claudio Arrau, un niño prodigio nacido en América del Sur, recordó la alegría de escuchar una vez su actuación al exclamar: “¡Oh! ¡Ella era una diosa! " Siga leyendo para descubrir más sobre esta leyenda musical.

Teresa Carreño nació en una familia con una rica herencia musical el 22 de diciembre de 1853, de Manuel Antonio, quien era político y pianista aficionado. Su familia se estableció en Caracas, Venezuela. Su abuelo también fue un famoso compositor venezolano. Teresa exhibió talentos musicales inusuales a una edad muy temprana. Su padre, que era pianista, lo reconoció y le enseñó. Posteriormente fue entrenada por Mathias, Louis Moreau Gottschalk y Anton Rubinstein. Al ser una niña bendecida, sus maestros no tuvieron que esforzarse mucho para enseñarle, ya que aprendió rápido. Sus primeras explosiones de talentos asombrosos fueron evidentes en las piezas cortas para piano que compuso, ya a la edad de seis años. Su familia estaba muy interesada en verla convertirse en una figura famosa, por lo que decidieron establecerse en la ciudad de Nueva York, con la esperanza de que esta gran ciudad le brinde amplias oportunidades, exposición y mayor atención. Por lo tanto, se mudaron a la ciudad de Nueva York en 1862.

María Teresa Carreño (1853-1917). 8 años.

Cuando su familia emigró a Nueva York durante el verano de 1862, Teresa tenía solo ocho años y el 25 de noviembre, el mismo año en que debutó en el Irving Hall de Nueva York. Fue durante este tiempo que conoció a Louis Moreau Gottschalk, un pianista y compositor nacido en Orleans, que quedó muy impresionado por su estilo de interpretación y se ofreció como voluntario para darle varias lecciones. Al año siguiente, en 1863, en el mes de enero, actuó en Boston. Publicó su primera composición titulada “Gottschalk Waltz” hacia finales de año y la dedicó al compositor Louis Moreau Gottschalk. Luego viajó a Cuba con su familia y logró un gran éxito allí. Ese mismo año, durante el otoño, tuvo la oportunidad de actuar para Abraham Lincoln en la Casa Blanca.

 Teresa y su familia partieron para Europa en marzo de 1866. Llegaron primero a Inglaterra y permanecieron allí por un breve tiempo y luego procedieron a París y se establecieron allí. Allí tuvo una excelente oportunidad para lanzarse, actuando para personajes musicales famosos como Gioachino Rossini y Franz Liszt. Durante su estadía en París, también conoció a pianistas y compositores famosos como Charles Gounod y Camille Saint-Saëns. De nuevo hizo un breve viaje a Inglaterra y esta vez logró captar la atención de los amantes de la música allí.

 En el otoño de 1866, Teresa perdió a su madre, que fue víctima del cólera. Este fue un gran golpe para Teresa, pero se recuperó de este período de duelo de su vida. Luego viajó a España con su padre y realizó conciertos en Madrid y Zaragoza. Fue muy reconocida como pianista y compositora durante este tiempo y una gran parte de su trabajo se publicó en París durante las décadas de 1860 y 1870, incluso antes de cumplir los veinte. A principios de la década de 1870 fue un período muy importante en la carrera musical de Teresa, ya que dio numerosas actuaciones, llevándola de éxito en éxito.

A lo largo de la década de 1870, continuó componiendo y haciendo giras con gran pasión. En 1873, a los 20 años, se casa con Emile Sauret, que era violinista y compositor y con él se trasladó a Londres. En marzo, un año después de su matrimonio, dio a luz a su primer hijo, Emilita. Más tarde, dio a su hijo en adopción, decisión de la que luego se arrepintió. Ese año su padre también murió en París y Teresa, junto con su esposo, Sauret, se trasladó a Estados Unidos y permaneció allí hasta 1889. Los años siguientes fueron muy agitados para ella con giras y actuaciones programadas por todos los estados. Esto eventualmente llevó al colapso de su matrimonio con Sauret y se divorciaron.

 Aunque el matrimonio de Teresa tuvo un final trágico, no dejó que estos problemas afectaran su carrera ni su vida. Continuó infatigablemente con sus conciertos durante los años 70 y 80. Después de tocar el teclado durante tanto tiempo, deseaba un cambio y, por lo tanto, comenzó a perseguir una carrera como cantante de ópera, debutando en Nueva York, en 1876, como Zerlina, en Don Giovanni de Mozart. Su cambio a la ópera fue breve pero exitoso. Durante este tiempo se casó con su segundo marido, Giovanni Tagliapietra, un barítono de origen italiano que actuaba en los Estados Unidos. Fue madre de dos hijos de esta relación: Teresita y Giovanni. Una de sus hijas también siguió los pasos de su madre y se convirtió en una famosa pianista más tarde. Durante estos años conoció a Edward MacDowell, un pianista joven y muy talentoso que compuso muchas composiciones juveniles, que Teresa comenzó a defender.

 En 1885, Teresa regresó a su lugar de nacimiento, Venezuela, por primera vez. Sin embargo, ella no se quedó sin hacer nada aquí; actuó en conciertos y también compuso una canción patriótica en honor al nacimiento de Simón Bolívar. También dirigió una compañía de ópera y comenzó a planificar el establecimiento de un conservatorio de música. Todo esto se las arregló para lograr dentro de un año de regresar.

 Teresa regresó a Europa y comenzó a tocar y tocar el piano nuevamente en 1889, dando un nuevo impulso a su carrera musical. Pasó un verano en París y luego se mudó a Berlín y se instaló allí. Teresa dio su primera actuación con la Filarmónica de Berlín, en una pieza del Concierto para piano de Grieg. Para entonces, ella también estaba libre de su segundo matrimonio. Ella siguió con su música y durante este viaje conoció al distinguido pianista-compositor Eugen d'Albert y decidió casarse con él. Se casaron en 1892 y Teresa dio a luz a dos hijas: Eugenia y Hertha. Esta relación tampoco pudo soportar la turbulencia como en sus relaciones anteriores y la pareja se separó tres años después. Tras divorciarse, Teresa recurrió a la composición en busca de consuelo y durante sus vacaciones de verano, escribió un cuarteto de cuerda y una serenata, la primera, que se publicó al año siguiente y la posterior quedó inédita.

María Teresa Carreño (1853-1917).

Su carrera en Berlín tocó nuevas alturas de éxito y recibió una considerable aclamación y exposición. Comenzó a enseñar música y fue muy solicitada. También continuó actuando con muchas de las principales orquestas europeas. Su repertorio incluía muchos de los conciertos románticos tardíos estándar y también obras menos conocidas. Durante este tiempo, ella estuvo más comúnmente asociada con Edward MacDowell (1860-1908)Segundo Concierto para piano, que le había dedicado el compositor de la pieza. En 1902 tomó la decisión de casarse con Arturo Tagliapietra, hermano de su segundo marido.

A principios del siglo XX, Teresa realizó dos grandes giras mundiales, la primera en 1907-08 y la segunda en 1909-11. Visitó Australia y Nueva Zelanda durante la primera gira y Sudáfrica durante la segunda. Noviembre de 1912 fue una fecha muy importante para ella ya que marcó el decimoquinto aniversario como concertista. Para conmemorar la ocasión, tuvo una elaborada celebración en Berlín. Poco después de que comenzara la Guerra Mundial y esto afectó su carrera, ya que no era seguro viajar mucho durante este tiempo. Entonces, durante los dos primeros años de la guerra permaneció en Europa pero, sin señales de que la guerra terminara, se mudó a los Estados Unidos de América en 1916 por última vez y continuó viajando allí durante el invierno. También viajó a Cuba el año siguiente para actuar, pero se enfermó y regresó a Nueva York.

Teresa Carreño compuso cerca de 40 obras para piano, 2 para voz y piano, 2 para coro y orquesta y 2 como música de cámara. Dejó muchas de sus obras incompletas. Aunque se concentró en piezas para piano, también escribió un cuarteto de cuerda, una serenata y un libro titulado “Posibilidades del color tonal mediante el uso artístico de pedales”, que se publicó dos años después de su muerte, en 1919.

Respiró por última vez el 12 de junio de 1917, en su apartamento de Della Robbia en la ciudad de Nueva York, cuando tenía 64 años de nacimiento. Se había enfermado en Cuba hacía unos meses. El Complejo Cultural Teresa Carreño en Caracas está dedicado a conmemorar su vida y obra. También hay un cráter en Venus que lleva su nombre.  

  • Debut de Teresa en el Irving Hall de Nueva York el 25 de noviembre de 1862.
  • Actuación en la Casa Blanca del presidente Abraham Lincoln, en 1863.
  • Debut de Teresa como cantante de ópera, donde interpretó el papel de Zerlina, en Don Giovanni de Mozart, en Nueva York en enero de 1876.
  • Actuación de Teresa con la Filarmónica de Berlín el 18 de noviembre de 1889.

Si ha encontrado algún error, por favor, avísenos seleccionando ese texto y presionando Ctrl + Enter.

Informe de errores ortográficos

El siguiente texto será enviado a nuestros editores: